Prevención de delitos

Seguridad personal

Planee de antemano

  • Haga una lista de los números de teléfono de las personas a las que pueda llamar en caso de emergencia. Tenga un teléfono junto a la cama.
  • Organícelo con un vecino para que esté al tanto de usted. Por ejemplo, pídale a un vecino que recoja su correo cuando vaya a estar fuera de vacaciones.
  • Considere la posibilidad de conseguir una alarma personal que pueda activar en caso de emergencia.
  • Considere la posibilidad de instalar una alarma de seguridad con vigilancia en su domicilio.

No deje que le engañen

  • Si viene un extraño a su casa y necesita usar su teléfono, ofrézcase a hacer la llamada usted mismo. El extraño no tiene por qué entrar en su casa y usted no tiene por qué abrirle la puerta.
  • No haga negocios con extraños que vienen a la puerta de su casa o le llaman por teléfono.
  • No hable por teléfono con extraños sobre sus finanzas ni tampoco deles los datos de sus tarjetas de banco o de crédito.
  • Consiga varios presupuestos antes de contratar los servicios de un electricista, plomero, etc., o pídale a un amigo que le recomiende a alguien.
  • Si cree que alguien está intentando estafarle, póngase en contacto con la policía.

Consejos generales para la seguridad

  • No guarde en casa gran cantidad de dinero en efectivo o joyas.
  • No admita nunca que está solo/a en casa.
  • Instale en su puerta una mirilla de ángulo ancho.
  • Instale cadenas de seguridad en el interior de las puertas que dan al exterior.
  • Si recibe una llamada telefónica de alguien que se equivocó de número, no le dé nunca su nombre y dirección.
  • Pida a su contacto de Neighbourhood Support (Apoyo de Vecinos) una lista de seguridad.

Si es víctima de un delito o de un accidente de carretera

  • La New Zealand Police es responsable de investigar los delitos y los accidentes de carretera y de salvaguardar la seguridad de las personas.
  • Si está presente cuando se produce un delito o un accidente de carretera, o si es usted víctima de un delito, llame por teléfono a la policía para informarles y pedir ayuda. Es importante avisar a la policía lo antes posible.
  • En una emergencia, llame a la policía al 111.
  • En muchas situaciones, la policía querrá visitar el lugar donde ocurrió el delito (el lugar del delito).
  • En situaciones que no son de emergencia, la policía puede que le pida que vaya a una comisaría para dar un parte oficial.
  • Es posible que la policía quiera hablar con usted acerca del delito y obtener información y pruebas para ayudarle a encontrar a los delincuentes y, si es apropiado, para arrestarles.
  • La New Zealand Police es muy diestra en agarrar a delincuentes y en resolver delitos.
  • Si vio a una persona cometer un delito o provocar un accidente de carretera, puede ayudar a la policía diciéndole qué aspecto tenía la persona. A esto se le denomina dar una buena descripción.
  • El Victim Support (Apoyo a Víctimas) es otra organización que trabaja muy estrechamente con la policía para ayudar y dar apoyo a personas después de que se haya producido un accidente de carretera o se haya cometido un delito.
  • El Apoyo a Víctimas puede ayudarle con cualquier preocupación o pregunta que tenga con respecto a su situación de víctima o de testigo.
  • Si se arresta a la persona que cometió el delito o provocó el accidente de carretera, ésta puede que tenga que ir a juicio.
  • Usted también puede que tenga que ir a juicio para dar pruebas y explicar lo que la persona le hizo. Los Court Victim Advisers (Consejeros de Víctimas en los Tribunales) le pueden ayudar con información sobre el proceso de los tribunales.
  • En Nueva Zelanda, todas las víctimas tienen derechos, entre los que se incluyen el ser tratado con cortesía y compasión. La Victims’ Rights Act (Ley de Derechos de Víctimas) de 2002 estipula cuáles son sus derechos como víctima.

Si es víctima de un robo

  • Si llega a su casa y encuentra que le han robado y cree que el ladrón puede seguir estando dentro de su casa, no entre dentro. Póngase en contacto con la policía inmediatamente llamando al 111 desde otro teléfono. Consulte How to Report a Crime (Cómo Reportar un Delito).
  • Si cree que el ladrón ya se ha ido de su casa, llame por teléfono o acuda a la comisaría de policía más cercana y reporte el robo.
  • Cuando vaya a la comisaría de policía a reportar el robo debe recibir una confirmación por escrito de su informe. A esto se le llama "Complaint Acknowledgement Form"(Formulario de Acuse de Recibo de la Queja). Este formulario incluye un número de expediente y el nombre del agente que le atendió con su queja.
  • No toque ni mueva nada en su casa que el ladrón pueda haber tocado o movido porque es posible que la policía necesite estas cosas como pruebas. Por ejemplo, la policía querrá ver si hay huellas digitales que el ladrón pueda haber dejado.
  • Si tiene un seguro de hogar y contenidos debe avisar a su compañía de seguros de que han cometido un robo en su casa.
  • Necesitará el número de expediente de la policía a la hora de hacer una reclamación al seguro tras un robo.
  • Los siguientes enlaces proporcionan buena información sobre robos en Nueva Zelanda y sobre cómo prevenirlos:

El cuidado de sus hijos en Nueva Zelanda

  • La ley neocelandesa estipula que todos los niños y jóvenes tienen derecho a estar seguros y recibir cuidados.
  • Es importante cuidar a sus hijos para salvaguardar su seguridad y para que no sean víctimas de delitos o se impliquen en delitos.
  • En Nueva Zelanda, los niños menores de 14 años deben estar supervisados en todo momento para su seguridad. No deje nunca a un niño menor de 14 años solo en casa o en el auto.
  • Cuando estén en el auto, los niños menores de 7 años deben estar asegurados en un asiento de seguridad especial que sea adecuado para su edad, talla y peso.
  • Si va a salir, pídale a un miembro de su familia o un amigo - a alguien en quien tenga confianza - que cuide de sus hijos. Si trabaja o está fuera de casa y tiene a una persona cuidando a sus hijos, dicha persona deberá tener 14 o más años.
  • Asegúrese de que sus hijos puedan ponerse en contacto con usted o con una persona de confianza en todo momento. Por ejemplo, asegúrese de que sepan su número de teléfono del trabajo o del celular.
  • Si cree que su hijo/a es víctima de un delito o está implicado en un delito, debe ponerse en contacto con la policía.
  • Hay agentes de policía especiales llamados "Youth Aid Officers" (Agentes de Ayuda para Jóvenes) que se ocupan de los jóvenes implicados en delitos. Le pueden ayudar a considerar las mejores formas de salvaguardar la seguridad de sus hijos.
  • La New Zealand Police también cuenta con “School Community Officers”(Agentes de Servicio de Educación) para Jóvenes que trabajan con maestros en colegios para ayudar a los jóvenes a mantenerse seguros.
  • Puede hablar con el colegio de sus hijos sobre lo que les enseñan para mantenerse seguros.
  • Durante las vacaciones escolares, intente que sus hijos participen en deportes y otras actividades. Muchos grupos de la comunidad ofrecen programas de vacaciones para mantener a los jóvenes ocupados y entretenidos durante las vacaciones escolares.
  • Es menos probable que los jóvenes que estén ocupados con deportes y otras actividades positivas se impliquen en delitos.

Entrada sin autorización

  • Es la entrada en la propiedad privada o lugar de trabajo de alguien sin permiso.
  • La entrada sin autorización es un delito.
  • Si hay alguien que está entrando sin autorización, se le puede pedir que se vaya y se le puede dar un trespass notice (aviso de entrada sin autorización).
  • Se puede dar un aviso de entrada sin autorización a cualquier persona, incluyendo niños. Por ejemplo, si alguien ha robado algo de una tienda, el dueño de la tienda puede darle a esa persona un aviso de entrada sin autorización.
  • El aviso de entrada sin autorización es una petición formal para que la persona se mantenga alejada de la propiedad.
  • Si una persona ignora el aviso de entrada sin autorización e intenta entrar en la propiedad, se puede llamar a la policía para que retire a dicha persona de la propiedad.
  • La policía puede arrestar a alguien por entrar sin autorización en la propiedad privada de otra persona.
  • Se puede multar hasta $1000 a una persona o llevarla a la cárcel hasta tres meses por entrar sin autorización en la propiedad privada de alguien.
  • Un aviso de entrada sin autorización puede impedir que una persona entre en la propiedad en cuestión durante un máximo de dos años.

Qué hacer...